Panamá
Mercedes Moltó estuvo en Panamá hace días.
Por:
Fama -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 28 de junio de 2017 03:15 PM
 
La que vivió momentos de estrés, preocupación y angustia fue la talentosa actriz, Mercedes Moltó. ¿Quééé?
 
Sí, la panameña que más ha triunfado en las telenovelas de grandes televisoras subió dos videos y dos mensajes a su cuenta de Instagram en el que detallaba que hoy viajando de México a Chicago el avión tuvo un percance. ¡Eso no es relajo! 
 
“Cuando Dios te quiere aún en la tierra y existen capitanes de vuelo sin egos y aceptar un daño en el aire de un avión y decide que la mejor decisión es regresar”, fue el primer mensaje escrito. 
 
Mientras que el primer video publicado comentó: “Bueno vamos aterrizar de regreso a la ciudad de México porque el avión tuvo un pequeño problema así que estamos esperando aterrizar con bien. Estamos a punto de hacerlo, un poquito asustada. Llevábamos media hora de camino y hay un problema hidráulico, en este instante estamos aterrizando  nuevamente, amén, amén, amén, gracias a Dios todos sanos y salvos. Creo que Dios todavía nos quiere en la tierra. Un aplauso a este piloto y al capitán que tuvieron la fortaleza de querer regresar y no arriesgarse a tres horas de vuelo a Chicago”. 
 
Esto desató los mensajes de fortaleza para la panameña en su red social. 
 
En el segundo mensaje Moltó escribió: “Le doy gracias Dios por este día, por seguir aquí, por tener a mi madre junto a mí y por darme la tarea ardua de averiguar el por qué me quiere acá abajo. Empieza mi proceso de investigación...Gracias papá Dios”. 
 
Como ven, Mercedes vio esta experiencia como otra oportunidad de rehacer y crecer. Incluso en ese segundo mensaje agregó que la experiencia no fue tan sencilla como se la pintaron.  Estamos moviéndonos en otro avión. La historia no fue tan sencilla como nos la pintaron, así que siempre hay un poquito de mentira blanca para que no nos estresemos tanto, ya estamos en otro avión en camino a  Chicago. Y bueno tengo que darle muchas gracias a Dios por darme otra oportunidad y vivir otra experiencia para pensar cómo crecer un poco más.
Tener nuevos retos, tener nuevas emociones, no similares a esta, pero principalmente comenzar a averiguar qué Dios me tiene destinado, por qué me tiene aquí todavía”. ¡Fue fuerte! 
No dejes de leer