Por:
-
| |
Jueves 08 de mayo de 2014 09:45 PM
/

El hipotiroidismo es una enfermedad que la puede padecer, tanto el hombre como la mujer, sin embargo, es más frecuente en las féminas. La edad tampoco es un factor determinante, ya que los niños la padecen. Las mujeres, a partir de los 30 años, deben hacerse sus exámenes si tienen un familiar que haya padecido problemas de tiroides o si presentan síntomas.

Un médico realizará un examen físico y ordenará un examen sanguíneo de hormona estimulante de tiroides (TSH) y de T4. Si el nivel de TSH es elevado y la concentración de T4 es baja, entonces se sufre de hipotiroidismo. Para descubrir si el hipotiroidismo se debe a tiroiditis de Hashimoto, se realiza un examen de anticuerpos.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa, ubicada en la base del cuello, por delante de la tráquea. Si la glándula produce una cantidad insuficiente de hormonas tiroideas T4 (tiroxina) y T3 (triyodotironina) se produce hipotiroidismo, condición que enlentece el metabolismo.

El embarazo y el parto son momentos muy importantes durante los cuales se sufre de muchos cambios físicos y emocionales, entre ellos, cambios en los niveles de hormonas tiroideas.

Los síntomas que se presentan son: fatiga, somnolencia, debilidad, intolerancia al frío, baja capacidad de memoria, aumento de peso o mayor dificultad para perder peso, depresión, estreñimiento, periodos menstruales anormales, dolores articulares o musculares, cabello o uñas delgadas y quebradizas, piel seca o escamosa.

El tratamiento de elección es sustituir la hormona T4 que la tiroides no produce en cantidades adecuadas. La levotiroxina en una molécula sintética idéntica a la T4 y con la dosificación adecuada se restituye la normalidad del metabolismo.

No dejes de leer