Durante el interrogatorio la madre reconoció los hechos: "Las maté para que no sufrieran cuando fueran mayores".
Foto ilustrativa de la mujer que cometió el delito.
Foto ilustrativa de la mujer que cometió el delito.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 25 de septiembre de 2019 12:45 PM

Martha Teresita Chávez mató a sus tres hijas de tres, seis y siete años en su casa de Morelia en México.

Tras una dura investigación por parte de la Policía de Moreira, la madre fue detenida como principal sospechosa de la muerte violenta de las menores. 

Durante el interrogatorio la madre reconoció los hechos: "Las maté para que no sufrieran cuando fueran mayores".

 

Ver más: Dejan en libertad a sujeto que iba a sacar del país a menor, se habla de evasión 

 

Según el medio local 'La voz de Michoacán', la mujer era profesora y dentista, pero dejó su trabajo porque comenzó un tratamiento médico al serle diagnosticada una bipolaridad  en el 2013. 

La mujer golpeó a sus hijas con un martillo en la cabeza y las asfixió con una bufanda en el 2016. Tras tres años recluída en un centro de readaptación social, han considerado que el delito de la mujer es "inimputable" por "padecer un trastorno mental y de comportamiento".

La condición impuesta por el juez a la madre para que pueda estar en libertad, fue seguir un tratamiento durante los próximos diez años y pagar al padre de sus hijas un total de 56 mil dólares por considerarlo como víctima indirecta.

 

La situación ha dejado a muchos consternados 

 

La prensa en México denominó a la mujer como ‘La hiena de Morelia’, quien tendrá que cumplir un tratamiento por una década. Su padre se desempeña como su tutor en la actualidad y tiene la potestad de acreditar a las personas que la cuidarán 16 horas diarias de vigilia.


Además, debe acreditar el domicilio de su hogar, la solvencia económica para cubrir la red de especialistas que requiere su hija como un neurólogo, un psiquiatra, un psicólogo y un nutricionista para el tratamiento que debe cumplir.

Personas que estaban pendiente del cuidado de Chávez coincidieron en que la asesina debería estar en “un lugar que la quieran".

La propia mujer dijo: “a mí lo que más me gusta es mi casa, mi inodoro, mi papel de baño y tocar mis cosas. Es lo que me da tranquilidad”.

 

Ver más:  Patricia Manterola, Paty Cantú, Ismael Cala, y otros más en la final de TalenPro 

 

Fuentes cercanas a la madre con trastorno de bipolaridad, señalaron que el fallo del juez obedece a que el centro donde se encontraba recluida ya no podía tenerla porque no contaba con el tratamiento que deben suministrarle. Aseguraron que la única persona que lo puede conseguir es el padre de Chávez.

No dejes de leer