Con mimos conciencian a los peatones y conductores para que hagan buen uso de las vías y carreteras de la ciudad.
Los peatones se reían cuando veían a los mimos. Fotos: Jesús Simmons
Los peatones se reían cuando veían a los mimos. Fotos: Jesús Simmons
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jesus06041973 |
Jueves 17 de mayo de 2018 12:00 AM

De una manera divertida, las personas aprendieron que tienen que cruzar la calle por las cebras o líneas de seguridad, ayer en la mañana.

Con mimos los enseñan a usar las vías

Y es que en el semáforo de la avenida Justo Arosemena con Calle 34 este, corregimiento de Calidonia, unos mimos les enseñaron como ser un buen peatón.

También puede leer: Decomisan 151 paquetes de droga en una embarcación cerca del Mercado del Marisco

Esta iniciativa es un programa de seguridad vial en pro del buen peatón, que lleva adelante el proyecto de Revitalización del espacio público de la ciudad de Panamá.

El proyecto está compuesto por talleres o capacitaciones con el apoyo de funcionarios del departamento de seguridad vial de la Alcaldía de Panamá.

Peatones y conductores deben compartira las calles

El ingeniero Humberto Arce, gerente comercial del proyecto revitalización de los espacios públicos, explicó que la iniciativa lo que busca es la forma correcta de actuar en las avenidas.

Señaló que no es la primera vez que están en las calles, donde buscan a los peatones y se les hace una conducción por las líneas de seguridad.

Entérate: Odontólogo Gómez Sousa Lenox ingresó de madrugada a la cárcel de La Chorrera

Al peatón que hace un buen trabajo se le premia con un regalo y al que lo hace mal, se le enseña la forma correcta de cruzar las avenidas.

Los mimos son estudiantes de la Universidad de Panamá, quienes enseñaron a conductores y peatones a compartir las vías.

 

Proyecto
2017
***Se viene realizando la campaña de seguridad vial en pro del buen peatón.
5.5
 
***Kilómetros de aceras se recuperaron con el proyecto de Revitalización de los espacios públicos de la ciudad de Panamá.
No dejes de leer